miércoles, 30 de octubre de 2013

Discurso en la entrega de medallas de la Real Orden del Mérito Deportivo



Recibir la Medalla de Oro del Mérito Deportivo es un gran honor, no cabe duda. Es una señal de que lo estás haciendo bien y ayuda a seguir peleando. Porque no es fácil ser deportista, nada es fácil en esta vida, sobre todo cuando compites por ser el mejor. ¿Os imagináis ser el mejor médico del mundo, el mejor profesor, el mejor cocinero...? Medirse con los mejores, sea cual sea la especialidad, implica sacrificio, disciplina. Es una competición constante ante los rivales y una lucha sinfín contra uno mismo.

Sólo nuestros familiares y amigos más cercanos son conscientes de qué dejamos en el camino. Nuestra apuesta es siempre a cara o cruz. Invertimos todo nuestro esfuerzo por un sueño, por una pasión, por una forma de entender la vida. No se trata sólo de ganar. Vencer es importante, sí, casi imprescindible en muchos casos, pero no a toda costa. Triunfar significa ir con la cabeza bien alta; saber que lo diste todo; que jugaste limpio; que hiciste todo lo que debías; que aún así, no siempre venciste; y que siempre, siempre, hay algo que puedes mejorar.

Somos así, inconformistas por naturaleza. Eso es lo que nos define, lo que nos espolea para seguir caminando por la senda de la excelencia.

Solemos pensar que esa excelencia deportiva va asociada a nombre masculinos, pero ahí están las chicas de la natación, waterpolo, Vela, Taekwondo, baloncesto y tantos otros deportes para demostrar que algo ha cambiado en nuestra sociedad. Pero no podemos acomodarnos -ya sabéis, somos inconformistas-, los éxitos no son fruto de la casualidad y sólo se pueden dar cuando se juntan diversos factores. Ese árbol que crece fuerte y decidido -que es el deporte, y especialmente el deporte femenino-, se debe regar y mimar de vez en cuando para que siga dando sus frutos.

Regar significa cobertura mediática, apoyo institucional, dar facilidades. Mi deporte, los deportes de off-road, en general, siguen limitados por una ley de montes que nos impide entrenar con normalidad. Debemos arreglarlo entre todos para que los jóvenes de hoy puedan ser los campeones de mañana. Regar significa también mecenazgo y, como no, patrocinio. No somos un fondo perdido. Los deportistas devolvemos parte de nuestro sacrificio y esfuerzo a la sociedad y a los patrocinadores, lo multiplicamos en imagen, valores y difusión. Por eso, nuestra relación es simbiótica: nos alimentamos los unos de los otros y ganamos todos. Pero no son tiempos fáciles para el patrocinio deportivo. Por eso, todos y cada uno de nosotros estamos infinitamente agradecidos a aquellas empresas y empresarios que apuestan por nosotros. Sonará a frase hecha, pero es tremendamente cierta: sin ellos, nada de esto sería posible.

Por último, quiero acordarme de una persona. Una mujer que ya no está con nosotros pero que todos tenemos muy presente, una deportista que quiso cumplir un sueño en un mundo muy difícil, una luchadora que se convirtió en una gran ejemplo para todos. Cuesta mucho asumir la pérdida de María de Villota, así como la de tantos otros deportistas y, especialmente, pilotos que nos han dejado. Es el altísimo precio que nunca habría que pagar por hacer lo que hacemos y una muestra extrema de hasta donde puede llegar nuestra pasión.



7 comentarios:

Santi Torné dijo...

Fantàstic laia!! Ets un exemple a seguir per tota aquella gent que sigui amant del off-road. Ànims i a pel pròxim campionat d'enduro!

Salut i força!

Isma dijo...

Que gran discurso Laia, Feliciades por el reconocimiento.

Jose González lopez dijo...

Enhorabuena por ese reconocimiento al merito deportivo, te la mereces!!
Muchos ánimos para tus próximos eventos deportivos!

Ramon Vazquez dijo...

Felicidades Laia,te lo mereces mas que nadie,gracias por hacernos disfrutar,tu eres la mas grande,animo y un saludo.P.D:TE ADORO.

L'avi Miquel dijo...

Felicitats Laia.
Si nosaltres hem entes el missatge, espero que tambe l'hagin entes els destinataris.
Segueix lluitant, segueix patint i sobretot, segueix guanyant, per tu i per totes les noies que van darrera.

Jaume Domínguez dijo...

Enhorabona Laia !...Felicitats per totes les fites que has aconseguit i per les que vindràn, i per aquest magnific discurs.
A veure si qui ho ha de fer no només pren nota...a veure si començen a canviar les coses de veritat i deixem de sentir-nos com a delinquents per el fet de practicar aquest esport que tant ens agrada i que tants triomfs ha donat i donarà a l'esport català.

Impalable dijo...

Gran discurs d'una gran esportista. Felicitats Laia i per molts més èxits!!!