jueves, 10 de enero de 2013

He sufrido una pequeña pájara

La etapa en sí ha ido bastante bien. El problema ha surgido antes. En el tramo de enlace iba a desviarme para quitarme la chaqueta, he pillado una piedra y me he pegado un castañazo guapo. Tengo la mano derecha un poco dolorida. No iba ni rápido ni haciendo el tonto. Ni si quiera me he enterado. Es lo que pasa a veces en el Dakar. Otros días, cuando vas fuerte, no te pasa nada.

En lo que respecta a la especial, empecé muy bien, pero me quedé enganchada en una duna. Perdí tres o cuatro minutos. Me ha pasado mucha gente y he tenido que tragar polvo. He visto a bastantes pilotos a los que les han pasado muchas cosas, así que es muy bueno ir llegando a la meta cada día.

En la duna en la que me quedé, uno de los que llegó fue Joan Barreda. Lo hizo como un loco. Se ha paró y puso el caballete. Venía a ayudarme. Le dije que tirase. Tampoco creo que un piloto como él se tenga que detener a auxiliarme
a mí, pero es de agradecer.

No sé si es por la altura en estas etapas, pero estoy cansada. El cambio de hora nos fastidió un poco a todos. He dormido sólo tres horas. Al final de la etapa he llegado con una pequeña pájara por la fatiga. Al menos estoy contenta porque he acabado en una buena posición y porque la moto sigue funcionando bien.


5 comentarios:

Ramon Vazquez dijo...

Vamos Laia,siempre Laia,tu me haces FELIZ. :-))

Alberto Jareño Núñez dijo...

Ánimo Laia, espero que no sea nada lo de la mano. Gaaaas y a topeeeeeeeee!!!

Pablo López/VHAU dijo...

grande Laia soy tu fan desde chile a fondo!

jumamu dijo...

Vaya sufrimiento Laia, espero que te recuperes, te animes y nos sigas contando tus experiencias hasta el final del Dakar.
MUCHOS ÁNIMOS!!!!!

Nikita dijo...

Ánimo Laia! Tú puedes. Dosifica esfuerzos y hasta el final! Desde España te empujamos!!